Con la llegada de los drones y las microcámaras deportivas, el universo del vídeo y de la fotografía ha sufrido una gigantesca revolución. Contamos con planos impensables, ángulos insospechados e incluso escenas que antes ni el más original había pensado en grabar o fotografiar. El abanico de oportunidades e ideas es tan amplio que ha generado un mercado enorme de productos y con ello la gran variedad de drones, pero claro … ser buen fotógrafo o cámara, no te acredita para manejar a estos pequeños amigos voladores, además de la destreza que supone, quizás no has contemplado la gran variedad de obstáculos y cuestiones necesarias para que tu inversión no acabe en el suelo …

¿Ya lo has visto? ¿Duele, verdad? Supongo que os sucede lo que a mi en este instante: los chimpancés han dejado de parecerme tan adorables. Si tenéis un dron ya sabéis, precaución no sea que os suceda esto o lo que podéis ver las siguientes compilaciones que he encontrado por la red de accidentes con drones:

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *