Lejos del glamour de los grandes premios como Mejor actor/actriz, mejor director y mejor película, están los premios al trabajo que hace que estos últimos puedan brillar y conviertan una historia, un guión, una actuación … en una auténtica obra de arte. Este blog ya sabéis que va sobre fotografía y confieso que cada vez que piso un cine, mis amigos a veces suelen llamarme “friki” por fijarme en la luz de una escena o la posición de la cámara para rodar una secuencia. Nadie parece apreciar las tomas en estrechos pasillos o el paseo por Times Square de Michael Keaton en Birdman o que en su día Orson Welles, agujereara el suelo del plató para colocar la cámara tan abajo que sus dos protagonistas de Ciudadano Kane resultasen dos auténticas columnas que representaran la fuerza de la escena. Así que vamos primero a hacer un repaso sobre los últimos ganadores para después comentar los candidatos de este año.

 

Robert Richardson por La invención de Hugo (2011).

París, años 30. Hugo es un niño huérfano, relojero y ladrón que vive entre los muros de una ajetreada estación de trenes parisina. Nadie sabe de su existencia hasta que le descubre una excéntrica niña junto a la que vivirá una increíble aventura.

Sin título 1

 

Claudio Miranda por La Vida de Pi (2012).

Tras un naufragio en medio del océano Pacífico, el joven hindú Pi, hijo de un guarda de zoo que viajaba de la India a Canadá, se encuentra en un bote salvavidas con un único superviviente, un tigre de bengala con quien labrará una emocionante, increíble e inesperada relación.

Sin título 1

 

Emmanuel Lubezki por Gravity (2013).

Mientras reparan un satélite fuera de su nave, dos astronautas sufren un grave accidente y quedan flotando en el espacio. Son la doctora Ryan Stone, una brillante ingeniera que realiza su primera misión espacial, y el veterano astronauta Matt Kowalsky. La misión exterior parecía rutinaria, pero una lluvia de basura espacial les alcanza y se produce el desastre: el satélite y parte de la nave quedan destrozados, dejando a Ryan y Matt completamente solos, momento a partir del cual intentarán por todos los medios buscar una solución para volver a la Tierra.

Sin título 1

 

Para acabar este punto os dejo algunas imágenes de otros grandes ganadores:

 

American Beauty - Conrad L. Hall

American Beauty – Conrad L. Hall

El Laberinto del fauno - Guillermo Navarro

El Laberinto del fauno – Guillermo Navarro

Origen - Wally Pfister

Origen – Wally Pfister

Salvar al Soldado Ryan - Janusz Kaminski

Salvar al Soldado Ryan – Janusz Kaminski

Memorias de una Geisha - Dion Beebe

Memorias de una Geisha – Dion Beebe

 

Y ahora nos metemos en materia, tal y como se dirá en la gala, los aspirantes a ganar el Oscar a mejor fotografía de 2014 son:

 

Emmanuel Lubezki por Birdman.

Después de hacerse famoso interpretando a un célebre superhéroe, un actor trata de darle un nuevo rumbo a su vida, recuperando a su familia y preparándose para el estreno de una obra teatral en Broadway.

Birdman

 

Robert D. Yeoman por Gran Hotel Budapest.

Gustave H., un legendario conserje de un famoso hotel europeo de entreguerras, entabla amistad con Zero Moustafa, un joven empleado al que convierte en su protegido. La historia trata sobre el robo y la recuperación de una pintura renacentista de valor incalculable y sobre la batalla que enfrenta a los miembros de una familia por una inmensa fortuna. Como telón de fondo, los levantamientos que transformaron Europa durante la primera mitad del siglo XX.

Gran Hotel Budapest

 

Ryszard Lenczewski y Lukasz Zal por Ida.

Polonia, 1960. Anna, una joven novicia que está a punto de hacerse monja, descubre un oscuro secreto de familia que data de la terrible época de la ocupación nazi.

Ida

 

Dick Pope por Mr. Turner.

Biografía sobre el pintor británico, J.M.W Turner (1775-1851). Artista reconocido, ilustre miembro de la Royal Academy of Arts, vive con su padre y su fiel ama de llaves. Es amigo de aristócratas, visita burdeles y viaja frecuentemente en busca de inspiración. A pesar de su fama, también es víctima de las burlas del público y del sarcasmo de la sociedad. Profundamente afectado por la muerte de su padre, dcide aislarse. Su vida cambia cuando conoce a Mrs Booth, propietaria de una pensión familiar a orillas del mar.

Mr. Turner

 

Roger Deakins por Invencible.

Narra la historia real de Louis Zamperini, que tras participar en los Juegos Olímpicos de 1936, se alistó en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos para luchar en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Cuando el bombardero que pilotaba se estrelló en el Pacífico, navegó a la deriva hasta que fue capturado por los japoneses.

Invencible

.

Y con esto, acabamos, no sin empezar a comernos las uñas a la espera de saber quién será el ganador ¿Ya tenéis favorito? Yo si, pero eso es otra historia que ya os contaré a partir del lunes.

 

1 comentario. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *