Hola amigos, leyendo un poco por la red, he concluido algunos consejos básicos a la hora de hacer un retrato y que nos permite rápidamente saber si hemos hecho un buen o un mal trabajo, más allá de si las fotos son para tu prima o para la última edición de la revista FHM. Hoy en día, se ha puesto muy de moda los books fotográficos, uno ve de todo y quizás es bueno como está tan en boca de todos, que sepamos cómo hacer las cosas bien, hacer sentir cómoda a la persona retratada y sacar provecho de nuestro equipo y conocimientos, dando rienda suelta a la creatividad.

 

Vamos allá con esta pequeña guía a seguir:

 

No es necesario que la modelo mire siempre a cámara.

Es uno de los errores más comunes, pretender que la persona siempre mire a cámara, hay vida más allá y en muchísimos casos, vale más una mirada distraida que una mirada forzada que esconda los rasgos que realmente esperar mostrar.

 

© Xerach Molowny – Puedes ver más en www.molownyphotos.com

 

Es mejor un ambiente distendido y hacer pocas fotos que disparar sin parar.

La persona que posa ante la cámara no es un objeto inanimado, tanto el ambiente como su propia personalidad van a condicionar muchísimo el resultado, así que es muy importante que se sienta cómoda y que se muestre tal y como es. No importa que al final al crear esa situación tengas pocas fotos, porque te garantizo que transmitiran mucha más realidad y profundidad que si disparas sin parar a una persona que se siente incomoda y se esconde de sí misma.

Un retrato no es necesariamente de cara, no te obsesiones con el primer plano.

Es común asociar la palabra retrato a una foto en primer plano de la cara de una persona, pero no tiene porqué ser así. El retrato es básicamente reflejar a una persona, esto se puede conseguir con un primer plano, un plano general, un contrapicado, incluso mostrando el entorno dónde está la persona, una frase que ayuda a entender un retrato es “Yo soy yo y mis circunstancias”.

 

© Xerach Molowny – Puedes ver más en www.molownyphotos.com

 

No dejes la piel sin textura ni licues la foto.

El procesado de la foto es uno de los puntos más importantes de cualquier foto, el retrato no iba a ser menos, pero quizás es especialmente sensible y se necesita dar con el punto exacto, ni pasarse ni quedarse corto. Un retrato debe provocar una reacción, una impresión sobre la persona que muestra y que nos lleve a hacernos preguntas sobre el mismo. Por ello es importante no pasarse con el ratón y el photoshop a la hora de eliminar rasgos faciales, texturas de la piel, contornos y sombras, porque siempre será más valiosa una foto que tenga personalidad a una foto de revista de esas que vemos 5.000 al día.

Se original.

Ya hemos hablado anteriormente de lo importante que es que la persona se sienta cómoda y con ello, la creatividad está a un paso, no fuerces una foto, deja que el momento sea el que te diga que y cómo retratarlo. Si vas con una idea preconcebida desde casa pueden ocurrir dos cosas: 1º que la foto salga forzada y cuando la compares con la original que te inspiró, te sientas decepcionado o 2º que logres hacer la foto que tanto anhelabas pero que tu esfuerzo haya sido para copiar algo que ya se le ocurrió a otra persona.

 

© Xerach Molowny – Puedes ver más en www.molownyphotos.com

 

La belleza no lo es todo.

¿Tiene que ser una modelo despampanante la persona que pongamos ante nuestra lente? La verdad es que no, la pregunta realmente importante a la hora de prepararse para hacer retratos debe ser ¿Qué queremos transmitir? La belleza y los sentimientos van mucho más allá de un canon, son subjetivos y no se si estaran de acuerdo o no conmigo, pero transmite más la imperfección que la perfección. Pensad  en vuestros actores favoritos … ¿Tengo razón?

 

Las maravillosas fotos de retratos que puedes ver en esta entrada son

del excelente fotógrafo Xerach Molowny, puedes ver sus trabajos

a través de Facebook, 500px o su web: molownyphotos.com

 

1 comentario. Dejar nuevo

exelente me parese muy bien todo eso es importantisimo lo tendre encuenta para mi proyecto fotografico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *