El frío, ese enemigo al que se enfrenta un fotógrafo en invierno o por ejmplo aquí en Canarias, cuando subimos al Teide de noche a fotografiar las estrellas. Las bajas temperaturas constituyen un handicap a la hora de concentrarnos y poder hacer mejor nuestras fotos y lo que al final importa: disfrutar del proceso. Navegando por la red, he encontrado un magnífico artículo de Eduardo Blanco Mendizabal, dónde nos cuenta los 15 accesorios que te ayudarán a combatir el frío y poder desenvolverte mejor a la hora de hacer tus fotografías:

BLOG.

  • Gorro: Seguro que has escuchado alguna vez que por la cabeza se pierde un gran porcentaje de calor del cuerpo. Según los últimos estudios esta zona no pierde más calor que otras partes, pero si es la única que dejamos expuesta, obviamente será la que más calor pierda.
  • GuantesLos dedos de las manos y de los pies son las partes más alejadas del corazón y por esa razón las que más cuesta irrigar y calentar a través de la sangre. Debemos protegerlas correctamente porque serán los primeros en sentir dolor por el frío y lo que sería peor, los síntomas de congelaciones.
    Al contrario que en otras actividades de la montaña necesitamos poder accionar los pequeños botones de la cámara y con un guante grueso es muy difícil. En mi caso uso unos guantes finos de material impermeable y cortavientos y por encima de ellos unas manoplas que compré de una talla muy grande. Cuando estoy tocando los botones retiro la parte de la manopla que protege los dedos y cuando he terminado, los vuelvo a tapar ya que puedo utilizar el cable disparador con las manoplas puestas. De esta manera los dedos están protegidos al menos por una capa en todo momento.
  • Bragas, bandas tubulares, orejeras, pasamontañas o protectores de cara: En distintos materiales y diseños, nos protegerán el cuello, las orejas y la cara del frío. Es una elección muy personal, utiliza lo que te resulte más cálido y no te fijes en si quedas más sexy con una cosa u otra, ya sabes “vaya yo caliente, ríase la gente”.
  • Calcetines: En muchas ocasiones son la clave para poder disfrutar en nuestra actividad . Buscaremos los que se ajusten a nuestro pié, no deben apretar, pero tampoco puede sobrar tela que produzcan pequeñas bolsas ya que con ellas llegarán las ampollas. Últimamente estoy fijándome que los modelos que diferencian entre pié izquierdo y derecho ajustan todavía mejor, aunque no es imprescindible. Un buen calcetín está fabricado con varios materiales y cada material tiene una utilidad. Para que sean más cálidos debemos fijarnos que contengan tejidos como el merino o incluso el primaloft.
  • Polainas: De materiales duros y tejidos técnicos. Se usan para evitar que la nieve y el frío se cuelen por el hueco entre el pantalón y las botas. Algunos pantalones de alpinismo o esquí llevan polainas incorporadas.

BLOG.

  • Botas: Dependiendo si las usamos sin accesorios o si las vamos a utilizar con crampones o raquetas, debemos adaptar nuestro calzado a la actividad. Normalmente serán botas rígidas o semirígidas tipo “alpinismo”.  Si vamos a estar muy cerca del vehículo, casi sin andar, podemos utilizar un modelo de descanso para esquiadores, mucho más calientes, aunque no son muy recomendables para la acción.
  • Gafas de sol: Me resulta muy molesto fotografiar con gafas, pero intento ponérmelas sobre todo en los desplazamientos. Hace tiempo ya aconsejamos en otro post como elegir unas gafas de sol.
    Si hace mucho viento pueden ser necesarias unas gafas de ventisca. Las suelo llevar en la mochila, pero las uso en muy pocas ocasiones.
  • Protección solar y labial: Buscaremos un factor de protección muy alto ya que en los lugares de gran altitud hay más radiación ultravioleta y el sol se refleja en la nieve castigando nuestra piel invernal. Los labios también sufren mucho por el sol y por el viento, protejámoslos también cada poco tiempo.
  • Raquetas y bastones: Al principio puedes sentirte como un pato, pero en pocos minutos disfrutarás usándolas. Son realmente útiles cuando hay nieve polvo y en terrenos de poco desnivel. El esfuerzo para caminar sobre la nieve se reduce drásticamente y además es divertido.
  • Crampones y piolets: Para entornos con hielo o nieve dura, en terrenos llanos y con pendiente. Son accesorios técnicos que conviene conocer antes de salir a fotografiar en la montaña. Puedes apuntarte primero a algún curso del club de montaña de tu localidad para dominar su uso.
    .

BLOG.

  • Cargador solar de baterías: Con el frío el rendimiento de nuestras baterías baja muchísimo. Lo recomendable es guardar una batería junto a nuestro cuerpo en un lugar cálido e ir intercambiándola con la que está en la cámara. Como se vacían rápidamente puede ser útil llevar un cargador solar precargado de casa para conseguir alguna carga extra. También vimos un modelo de cargador solar para baterías en otro post.
  • Geles calentadores para pies y manos: En algunas tiendas de montaña podremos encontrar unos geles que doblándolos generan calor durante varias horas. Son económicos y muy valiosos si nuestras extremidades se están quedando frías mientras esperamos.
  • Termo y bebidas autocalentables: Podemos llenar un termo con bebida caliente el día anterior o comprar esos preparados de infusiones, cafés, sopas o chocolate que pueden encontrarse en gasolineras y se calientan solos. Se agradecen muchísimo en los momentos de espera.
  • Manta térmica: Es una manta plástica, muy pequeña y fina que se utiliza para tapar a alguien que ha sufrido un accidente o va a permanecer inmóvil durante un tiempo. Ocupa muy poco, es barata y puede salvar una vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *